🐶 ¿ Cómo podemos identificar una raza de perro ?

Podemos diferenciar las razas observando la forma de la cabeza, la longitud, tamaño, los ojos, nariz, boca, orejas.
También por el tamaño de cuerpo y cola, por el manto, color y textura.

Vamos a analizar lo que más distingue de un perro a otro, es la cabeza:

 

La postura de sus patas:

El cierre de sus maxilares:

 

Forma de su cola

Tipo de pelaje

Liso o raso: como el Labrador, el Bassethound o el Beagle.

Duro: como el Scottish Terrier, el Airedale o el Schnauzer.

Áspero: como el Pastor Alemán, el Pastor Belga o el Viejo Pastor Inglés.

Sedoso o largo: como el Lhasa Apso, el Shih-Tzu o el Bichón Maltés.

Con rizo: como el Caniche o el Perro de Agua Español.

Acordonado: como el Puli o el Komondor.

Aunque la cría selectiva ha cambiado la apariencia de muchas razas, todos los perros conservan los elementos básicos de sus antepasados. Los perros tienen omóplatos desconectados (carecen de clavícula) que permiten hacer zancadas más largas.

La mayoría de razas conservan las garras vestigiales (espuelas) en las patas anteriores y a veces a las posteriores. Algunas de estas razas, como el perro pastor catalán, pueden presentar un espolón doble en una o más patas. En algunos casos, se les sacan estas garras para evitar que el perro se las arranque sin querer durante la persecución de una presa, pero esta práctica es ilegal en algunos países.