Cómo bañar a un cachorro de perro y cuándo

Es falsa la creencia de que no hay que bañarlo hasta que tenga un año, hay que bañarlo casi justo después de destetarlo.

Conviene que sea después de las primeras vacunas y lo antes posible para acostumbrarlo al baño y a la sesión de peluquería.

Lo haremos con suavidad y lo más agradable posible ya que es su primera vez y la que si le pasa algo malo le marcará toda su vida.

Le acostumbraremos al cepillado, al ruido de la máquina de rapar, el secador, el agua.

El champú tiene que ser especialmente para cachorros, no servirán los de persona ni perro adulto.

Procura bañarlo cada dos semanas no menos, todo eso con cuidado y mimo, no sabes el favor que le estáras haciendo a ti y a tu perro y también a los peluqueros, de verdad.

¿como bañar a tu cachorro de perro por primera vez?

¿Que necesitas?

El primer baño es súper importante, porque según la experiencia que tenga la primera vez que se baña definirá como será su actitud en los siguientes baños y de esto depende si va a coger miedo o no.
Generalmente los perros no les gusta que los bañen solamente algunas razas como los Golden Retriever, por eso la experiencia tiene que ser muy buena para que no sea traumático el baño.
Donde lo vamos a bañar tiene que estar caliente  así que cerramos las ventanas y la puerta si hace frío pondremos un calentador.
Cogemos dos algodones y hacemos unas bolitas pequeñitas y se las ponemos en la orejitas en cada orejita bien adentro para evitar que el agua se les vaya a colar y no le dé una infección de oídos.
Ya teniéndolo listo, ahora si, le metemos al agua lo vamos a ir mojando con mucho cuidado tenemos que tener cuidado con la cara, con los ojitos y las orejas.
Hay que tratar de bañarle primero el cuerpo y dejar la cara para lo último.
Tenemos que tratar de hacerlo lo más rápido posible para que el baño no vaya a ser traumático, porque es la primera vez que lo bañamos.
Con mucho cuidado en la carita y en las patitas,  una vez lo tenemos totalmente mojado le ponemos un poquito de champú y se lo aplicamos por el cuerpo, mientras lo
vamos bañando le decimos cosas para que se sienta tranquilo.
Ahora con mucho cuidado en la cabecita y en la carita luego lo aclaramos con su vasito todo el cuerpo y las cabeza.
Podemos ir aumentando el tiempo de baño las próximas veces poco a poco.
Ahora con una toalla suave lo vamos a envolver y lo vamos a secar muy bien, no le quitamos todavía los algodones de las orejas para que no se asuste tanto del ruido del secador.
Lo secamos con mucho cuidado a una temperatura templada, procurar no poner el secador directo a los ojos, le tapamos los ojitos con la mano si necesitamos secar la cara.
Mientras vamos secando lo vamos peinando con un peine pequeño eso ayuda a que mientras se seca  se desenrede si es de pelo largo, si es de pelo corto igual con carda para sacar el pelo muerto.
Ahora es la hora de las recompensas por haberse portado tan bien ¿no?